Aislante acústico para el 2020

No es necesario ser arquitecto ni asesor acústico para aprender a insonorizar una habitación. Puedes hacerlo tú mismo en casa. La mejor parte es que no tiene que ser costoso. Hay muchos materiales de insonorización baratos que puede usar con buenos resultados.

Ya sea que desees reducir el sonido en una habitación, evitar la entrada de ruido o absorber los ecos y las reverberaciones, en este artículo exploraremos las formas en que puedes realizar estas tareas de manera fácil y económica.


Materiales de insonorización

Para entender como funcionan los materiales de insonorización, primero hemos de entender los sonidos. Piensa en el sonido como un tipo de energía que en su desplazamiento hace que los objetos y el aire que la rodea vibren. Entonces, un sonido comienza en su origen, viaje a través de múltiples medios, llega a nuestro oídos y estimula nuestro cerebro.

Si queremos detener el sonido en algún lugar tenemos que interrumpir la cadena de eventos. La insonorización es cualquier medio para reducir la presión del sonido con respecto a una fuente de sonido específica y su receptor, sin materiales de insonorización esto sería imposible. Los aislantes acústicos son esos materiales con los que podremos conseguir la reducción de la vibración que produce el sonido. De esta manera, también estaremos reduciendo el nivel de ruido y, por tanto, las molestias que éste puede llegar a ocasionar.

La espuma acústica es uno de los aislantes más utilizados para conseguir minimizar el nivel de ruido. Este material funciona absorbiendo las vibraciones que son generadas por la energía del sonido. Es más efectivo usarlo para evitar que el ruido salga de la estancia. Está disponible es varios tamaños, varias formas y diferentes colores.


Los mejores aislantes acústicos

Incluso si no eres experto o conocedor de este tipo de productos, la espuma acústica, es posible que reconozcas su formato, asemejándose a las cajas de los huevos o a las pirámides. Estas son las formas mas comunes, pero también existen paneles con forma ondulada o líneas simples.

Las formas con las que están diseñadas estas espumas acústicas no influyen en su eficacia, ya que únicamente se trata de un tema estético. Lo que si afecta a la funcionalidad es el grosor de cada placa de material aislante, así como la superficie cubierta. No es imprescindible cubrir todas las paredes con este aislante acústico. Por ejemplo, si unos altavoces están situados en una pared solo será necesaria la instalación de los paneles de absorción de sonido en la pared opuesta.


Espuma acústica

En primer lugar, necesitamos estudiar varios conceptos en referencia a la espuma insonorizada. Por la tanto, vamos a empezar desde cero.

¿Qué es la espuma insonorizante?

La gran mayoría de los paneles insonorizados están hechos de la llamada espuma acústica. Por lo general está compuesta de los siguientes materiales: poliuretano, poliéster, poliéter y melamina extruida. Gracias a la combinación de estos materiales se formaran celdas abiertas a través de la superficie y el interior de los paneles.

Cuando la vibraciones del sonido penetran en la espuma, quedarán atrapadas en dichas celdas. Después, giraran y rebotarán hasta que puedan salir; y durante todo este proceso las vibraciones irán perdiendo una cantidad significativa de energía.

La espuma aislante acústica se presenta en pequeños paneles con un diseño en cuña o pirámide, asemejándose a un cartón de huevos. Sin embargo, también existen paneles de mayor tamaño con diferentes patrones.

espuma acústico

Además ten en cuenta que los materiales utilizados para estas espumas de insonorización tienen una composición química, pudiendo desprender cierto olor característico. No le des mayor importancia, no es ni dañino ni toxico e irá disipándose en pocos minutos. Por lo tanto, llegados a este punto solo queda disfrutar de los beneficios que estos materiales insonorizantes te pueden aportar.

¿Funciona la espuma insonorizante?

Si alguna vez tuviste un panel de espuma acústico en tus manos, seguro que no notaste nada sólido e su interior. De hecho, es muy suave, ligera y porosa al tacto. Este tipo de material permite que el sonido pase a través de su superficie porosa hacia el interior del panel dejándolo salir por el otro extremo. Las ondas de sonido atrapadas en el interior golpean la espuma del panel, lo que conduce a la pérdida de energía. En esencia, la energía del ruido es absorbida por el panel insonorizado, y así es como, finalmente, la espuma toma el control de los sonidos, haciendo la habitación más silenciosa. Recuerda que este tipo de aislante acústico no evita la entrada del sonido del exterior sino que impide que el ruido del interior se proyecte hacía afuera.

espuma aislante

Cómo insonorizar una pared

¿Necesita bloquear el sonido de una habitación pero crees que no tienes el presupuesto para ello? Las formas más baratas de insonorizar una pared aún pueden ser efectivas. Aquí hay cuatro formas de insonorizar tus paredes a un precio bajo.

1. Encuentra la fuente de ruido y los puntos débiles en las paredes

Antes de hacer cualquier insonorización, es importante comprender el diseño de la habitación y saber de dónde proviene el ruido disruptivo. Los sonidos vienen en varios tipos, incluido el ruido aéreo y de impacto, que son los problemas más comunes que llevan a las personas a insonorizar sus hogares y negocios. Si bien el ruido aéreo tiene una frecuencia media a alta y viaja a través del aire, el ruido de impacto, o el ruido transmitido por la estructura, puede pasar a través de ventanas, paredes y puertas a bajas frecuencias.

El tipo de material de insonorización que utiliza depende del tipo de sonido y de dónde proviene. Por ejemplo, si el ruido proviene principalmente del área de la ventana, las cortinas insonorizadas pueden ser suficientes. O bien, algunos paneles acústicos podrían encargarse del ruido del aire proveniente de otras áreas del edificio. Si escuchas un sonido de baja frecuencia que se filtra a través de las paredes, necesitarás una opción de instalación más fuerte, como tapetes de vinilo.

Conocer la fuente del sonido también es importante, por lo que puede sellar los puntos débiles específicos en la pared con materiales como pegamento verde y cinta adhesiva.

la mejor espuma acústica

2. Llena el espacio

A veces, el problema con un espacio no es que capta ruido de otras áreas, sino que hace eco de ruido dentro de sí mismo. Cuando una habitación es grande o está escasamente amueblada, la falta de objetos que llenen el espacio puede hacer que los sonidos reverberen alrededor de la habitación, amplificando incluso los ruidos pequeños y haciendo que todo sea ruidoso. Este problema es fácil de resolver al amueblar el espacio con objetos que absorberán mejor el sonido con eco.

Agregar muebles, estanterías a una habitación puede reducir la naturaleza de su eco, especialmente cuando coloca los objetos cerca o en las paredes mismas. Esto no impedirá que el ruido exterior penetre en la habitación, pero puede silenciar las reverberaciones dentro del espacio mismo.

3. Instalar aislamiento, paneles de yeso

La mejor manera asequible de insonorizar tus paredes de manera efectiva es usar paneles de yeso y otros materiales para crear un espacio de pared hermético. Instalado sobre el aislamiento y sellado para formar una capa adicional en tus paredes, el panel de yeso forma una barrera sólida para el sonido.

4. Suplemento con paneles de espuma acústica

Si no quieres hacer una gran obra para mejorar la insonorización,  los paneles acústicos  son una buena manera de agregar una capa adicional de absorción de sonido. Si bien el uso de las espumas acústicas por sí solas puede no ser suficiente para evitar que el ruido ingrese a la habitación, combinarlos con otro método de insonorización, como paneles de yeso, puede absorber ruido adicional en el aire. Con múltiples materiales de insonorización, tu defensa para combatir el ruido puede mejorar aún más.


También disponemos de:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar